18 oct. 2010

De juntar las manos nace el fuego


Si coincidiesen nuestras manos, nuestros dedos

y fugaz el arrojo incontenible despertara nuestros

íntimos deseos, al acecho del roce placentero de tus
uñas cabalgando en las falanges de mis dedos,
desbocándose en las líneas de la palma

de estas manos descarnadas que te ofrezco.


sin reproches

sin cumplidos
sin prejuicios

sin testigosni alusiones pretenciosas,
sin mordazas.

Si coincidiesen nuestras manos, nuestros dedos
dibujarían un corazón en el lienzo de nuestra
cabellera alborotada y danzarían en la noche de
mi pelo, bajo la luna que se oculta en tu mirada.


0 Comentarios:

Publicar un comentario

OBRAS RECIENTES

Blogger TemplatesRecent Posts Widget for Blogger
Planeta de Escritores 2010

Planeta de Escritores 2010