5 abr. 2012

Espartaco o la Rebeldía de los Oprimidos

La Semana Santa llega como todos los años con sus mismas rutina que por mucho que se maquillen siguen siendo la misma, al menos aquí en Andalucía, siempre las mismas procesiones y la misma hipocresia de todos los años porque da igual que en el resto del año no hayas pisado una iglesia, o lo que es peor, el resto del año te has portado como un grandisimo hijo de la gran dictadura, pero en esta semana resulta ser el más cristiano y creyente que has pisado la faz de la tierra, todo porque luces ropa nueva queriendo aparentar algo que no eres y encima llevas el pin de tu hermandad en la solapa de la chaqueta. No crítico a los cristianos, sino a la falta de coherencia, me gusta las personas que creen en sus ideales, no simplemente los que lo aparentan...En fin no perderé por derroteros que no llevan a nada.
Como venía hablando en esta semana la rutina nos consume por todos lados incluida la televisión, porque alguien me podrá decir desde cuándo se dejó de emitir un jueves santo "Rey de Reyes", u otros de los clásicos relacionados con Cristo, o similares en el tiempo como "Ben Hur". Por mucho que lo piensen la respuesta será que todos los años ponen las mismas peliculas, aquí en España es un clásico además que el Sabado Santo ponga "Sor Citroën", una reminiscencia a la España más cañí, de aquellos oscuros años de la dictadura que algunos retrogrados miran con nostalgia.
Pero entre todas estas peliculas habrá una que seguiré viendo con la misma intensidad que siempre que no es otra que "Espartaco", pero la clásica, no las versiones modernas. Espartaco para mi será Kirk Douglas, con la dirección del genial Stanley Kubric. Y es que este clásico del cine posee además de sutilezas, como hablar solapadamente de la homosexualidad con esa frase de "¿te gustan los caracoles?", tiene un mensaje que pese a lo épico de la historia es claro, LA REBELIÓN DE LAS MASAS CONTRA LA OPRESIÓN. Pueden que me tomen por un radical al querer un mensaje transcedente pero veo que hoy día es necesario levantarse contra las injusticias que como antaño acosan a los débiles, quizás la democreacia actual maquille el aspecto opresor, pero como dicen el filosofo Hegel, vivimos en una continua dialéctica en la que siempre hay vencido y vencedores. Hoy como en aquella época romana necesitamos de muchos de Espartacos que levanten a las masas, la lástima es que hoy día la manipulación de los medios al revolucionario lo llamarán terrorista y hará que el resto del pueblo tenga miedo de él.
Dejemos de mirar a quien se rebela como alguien peligroso, porque si él se levanta es porque necesitamos un cambio, nos oprimen con reformas laborales, subidas de impuestos, y mil mierdas más que nos consumen día a día, y seguimos callados, cuando deberíamos de decir como en una escena final de la mítica pelicula que a mi particulamente me emociona:"YO TAMBIÉN SOY ESPARTACO" y nos levantamos a la par para ser dueños de nuestros destino ya sea para la derrota o tal vez la VICTORIA.
¿TE QUEDARÁS ESPERANDO A TU DESTINO O IRÁS A POR ÉL?
Seguimos en la yesca...

0 Comentarios:

Publicar un comentario

OBRAS RECIENTES

Blogger TemplatesRecent Posts Widget for Blogger
Planeta de Escritores 2010

Planeta de Escritores 2010