12 abr. 2011

"Nimbo" - Rolando Revagliatti



Era enorme y bueno. Trabajaba y residía en un taller mecánico. Entre sus pertenencias figuraban un colchoncito con cotín engrasado como él y unas frazadas asquerosas. Dos gatos dormían a su lado. Cocinaba huevos y sopa y se calentaba mate cocido con una garrafa. A los chicos del barrio les producía curiosidad. Un día, ese hombre que se trasladaba bamboleándose, que sonreía y silbaba, que apretaba con los dientes un toscano, ese hombre de paz, muerto, apareció nimbado, semi-empotrado en un pilar, inapacible, limpio, con alígero nimbo de barniz selenita.



________________________________________________________________________

2 Comentarios:

Susi DelaTorre dijo...

En pocas frases, todo el universo
de un personaje.

Excelente relato!

Marina-Emer dijo...

hola amigo gracias por tu amistad y que pases feliz martes
con mucho afecto
Marina

Publicar un comentario

OBRAS RECIENTES

Blogger TemplatesRecent Posts Widget for Blogger
Planeta de Escritores 2010

Planeta de Escritores 2010