31 ago. 2010

Onda corta














Mientras una yarda de pasión
y un bálsamo de anhelo
desataban los latidos del alba,
y las estrellas cedían por teléfono
un cráter mecánico
al operario de los sueños,
nosotros,
ya estábamos en orbita
por las pestañas de la bruma,
gracias a la marca registrada
de la imaginación.

3 Comentarios:

ichokozak dijo...

La órbita de la imaginación tiene amplias fronteras, es cierto.
un saludo

Roger Rivero dijo...

Muy agradecido por su lectura y comentario, un cordial saludo,

Roger

Susi DelaTorre dijo...

Mientras todo se movía, ya volábais lejos...

Hermoso poema, mis saludos, Roger!

Publicar un comentario

OBRAS RECIENTES

Blogger TemplatesRecent Posts Widget for Blogger
Planeta de Escritores 2010

Planeta de Escritores 2010